¿Sabías que un recién nacido, debe dormir una cantidad aproximada de 20 horas al día? Les dejo un artículo sobre este tema desarrollado por el Dpto de Pediatría del Institut Universitari Dexeus en Barcelona.

Patrones de sueño en bebés de 0 a 36 meses

No hay nada más apacible que ver a un bebé mientras duerme. Sin embargo, muchos padres de un recién nacido dirán que esta visión no es común para ellos, especialmente de noche.

Conseguir que un bebé duerma durante toda la noche es un acontecimiento importante al que aspira todo padre de un recién nacido. Muy pronto, los baños calientes por la noche, los pijamas suaves y las lecturas de un cuento favorito para dormir, se volverán parte de la rutina de toda la familia y también de una apreciada tradición hogareña.

Entretanto, los padres tienen muchos interrogantes en cuanto al sueño de tu bebé. La primera y la más importante es: “¿Cuánto debería dormir mi bebé?”. Aquí puedes encontrar algunas pautas generales sobre los patrones del sueño en bebés de 0 a 36 meses.

Edad. Cantidad aproximada de horas de sueño necesarias:

Recién nacido: 16 a 20 horas diarias.

3 semanas: 16 a 18 horas diarias.

6 semanas: 15 a 16 horas diarias.

4 meses: 9 a 12 horas más dos siestas (de 2 a 3 horas cada una).

6 meses: 11 horas más dos siestas (de 2 a 3 horas cada una).

9 meses: 11 a 12 horas más dos siestas (de 1 a 2 horas cada una).

1 año: 10 a 11 horas más dos siestas (de 1 a 2 horas cada una).

18 meses: 13 horas más una o dos siestas (de 1 a 2 horas cada una).

2 años: 11 a 12 horas más una siesta (de 2 horas).

3 años: 10 a 11 horas más una siesta (de 2 horas).

* Para esta edad, la cantidad de sueño necesaria varía individualmente según el bebé.

Recién nacido

Tu bebé recién nacido no conoce la diferencia entre el día y la noche. Necesita dormir y alimentarse continuamente, de manera que el día y la noche no le importan mucho. En general, tu recién nacido dormirá alrededor de 16 a 18 horas diarias. Un recién nacido normalmente duerme dos a cuatro horas seguidas, todo el día, y despierta hambriento.

Puedes comenzar a enseñarle a tu bebé la diferencia entre el día y la noche comportándote de manera diferente a distintas horas. Durante el día, háblale más a tu bebé mientras lo alimenta. En la noche, muéstrate con más calma y emplea un tono de voz más suave. Con el tiempo, comprenderá la diferencia y comenzará a dormir más de noche.

Sugerencia: cuando tu bebé estaba en el útero, los movimientos que hacías al caminar le producían sueño. No es sorprendente entonces que tu recién nacido siga disfrutando de ese suave bamboleo. Arroparlo también lo ayuda a sentirse “en casa”. También hay muchos bebés que concilian el sueño con la música.

3 semanas

Aunque tu bebé todavía siga despertándose para comer durante la noche, probablemente dormirá períodos ininterrumpidos más largos, quizás durante tres o cuatro horas. También comenzará a permanecer despierto por períodos más largos.

Recuerda que si estás amamantándolo, tus hormonas han reorganizado sus patrones de sueño para que coincidan con los de tu bebé. Si te das una oportunidad, estas hormonas pueden ayudarte a evitar los trastornos del sueño. Los bebés que se alimentan con leche de iniciación pueden dormir períodos más largos, porque ésta tiende a permanecer por más tiempo en sus estómagos. Pero en general, sus patrones de sueño se asemejan a los de los bebés amamantados.

Sugerencia: si tu bebé tiende a dormir todo el día y duerme mientras lo alimentas, trata de despertarlo para comer. Necesita aprender que el período de sueño más largo es durante la noche. Ayúdalo a ser más organizado en esta etapa integrándolo al centro de la actividad familiar alrededor de las 4 de la tarde. Aun cuando duerma, mantenlo en posición vertical en una silla para bebés, un portabebés o una silla mecedora. Luego dale un baño alrededor de las 7 u 8 de la tarde. Esto simultáneamente lo mantendrá despierto y lo relajará para un largo sueño posterior.

2 meses

Tu bebé está empezando a quedarse dormido por su cuenta, pero es probable que todavía necesite que lo despierten para alimentarse durante la noche. A pesar de que el patrón de sueño de tu bebé está empezando a regularizarse, todavía debes seguirle la pista. Es demasiado pronto para establecer un horario, así que tratar de imponerle uno no sería aconsejable.

Los bebés a esta edad duermen un poco menos cada día, en comparación con un recién nacido. En promedio, duermen entre 15 y 16 horas aproximadamente. Tu bebé dormirá la mayoría de estas horas durante la noche y permanecerá más tiempo despierto durante el día, aunque se las arreglará para dormir unas tres siestas diarias. Como siempre, esto varía según el bebé.

Contrariamente a lo que los demás digan, un bebé de dos meses normalmente no duerme durante toda la noche. Existen enormes diferencias entre los bebés a esta edad, pero por lo general uno de dos meses aún necesita alimentarse durante la noche.

Sugerencia: es normal un poco de llanto al despertarse. Aunque todavía tengas que ir a verlo cada vez que llore, dale un poco de tiempo (más o menos unos cinco minutos) para que lloriquee. Tal vez logre calmarse por su cuenta.

vía Patrones de sueño en bebés de 0 a 36 meses.

Anuncios