¿A menudo tu niño llora y no sabes si es por dolor, sueño o hambre? A continuación una guía que te ayudará a interpretar lo que tu hijo trata de decirte a través del llanto (Artículo desarrollado por el Dpto de Pediatría del Instituto Universitario Dexeus).

Cómo entender el llanto de tu hijo

El llanto es la forma de comunicación más eficaz que tiene tu hijo. Es su manera de expresar su estado interior y de pedir atención. Existen al menos seis tipos de llanto diferentes en el repertorio de un bebé: hambre, fatiga, dolor, molestia, deseo de atención y desahogo. Si se registra cada tipo de llanto en un instrumento especial llamado espectrógrafo de sonido, se puede observar que cada uno tiene características propias.

Afortunadamente, no necesitas una máquina especial para entender a tu bebé. Las investigaciones han demostrado que una madre primeriza aprende a reconocer al menos tres de los seis tipos de llanto dentro de los 10 primeros días de vida de tu bebé.

Cómo descodificar los llantos de tu hijo. A continuación te damos algunas claves que te ayudarán a interpretar lo que tu hijo trata de decirte:

“Tengo hambre”.

El llanto a causa de hambre es un lamento con tono de súplica. Cesa cuando se toma al bebé en brazos, como si ya anticipara un alivio.

“Estoy cansado”.

La fatiga es una señal de que tu bebé siente una sobrecarga en el ambiente que le rodea. Esto produce un llanto quejumbroso que explota a ratos, mientras tu bebé intenta controlar su estado interior. A menudo se entremezcla con intentos de chuparse el pulgar o darse vueltas en la cama. Si el bebé está en tus brazos, tal vez pase al tocarle con la boca o aparte la mirada.

“Me duele”.

Un llanto de dolor se expresa como un grito agudo seguido de un breve descanso en el cual el bebé deja de respirar (llamado apnea), luego

Seguir leyendo

Anuncios