¿Es posible trabajar desde casa y simultanearlo con el cuidado de tus hijos? Te dejo este artículo avalado por el Dpto de Pediatría del Institut Universitari Dexeus de Bcn

Al igual que muchos padres, tal vez sueñes con trabajar en casa. Eso resolverá todos tus problemas, pues ya no habrá más embotellamientos del tráfico ni prisas locas para ir a la guardería. Además eres tú quien dispone su horario cada día. ¿Existe algo más cómodo?

Para el 7% de los padres que habitualmente trabaja en el hogar y el 14% adicional que lo hace en forma ocasional, trabajar en casa es una buena opción cuando se trata de ejercer una profesión y criar niños pequeños. Sin embargo, necesita formas de pensar nuevas y diferentes. ¿De verdad podré tener esa conferencia telefónica a la hora de la siesta? ¿Cómo elegir entre el montón de trabajo y el montón de ropa para lavar cuando los niños están finalmente en la cama? ¿Y cómo doy primera prioridad tanto a mis hijos como a mi trabajo?

Aunque trabajar en casa puede ser cómodo y flexible, presenta desafíos exclusivos y requiere soluciones exclusivas.

A continuación se ofrecen algunas de las formas en que los padres que trabajan en casa han manejado con éxito tanto el trabajo como la vida familiar.

Planifica quién va a cuidar a tus hijos mientras tú trabajas.

Aunque sólo cuentes con ayuda durante algunas horas cada día, estarás mucho menos tensa si no intentas acomodar tus llamadas y reuniones para los momentos en que tus hijos duermen la siesta o ven la televisión. Tus hijos y tus colegas estarán más satisfechos si cuentan con toda tu atención y tú estarás menos tensa si verdaderamente tienes la oportunidad de concentrarte.

Establece el hábito de “ir al trabajo”.

Seguir leyendo

Anuncios

¡Me encantó esta imagen! El contenido nos puede ayudar a no despistarnos y a saber en cada momento, cuál es la talla adecuada para nuestro baby. Ahí se los dejo.

Pies de bebe

¿Cuánto crece el pie de los niños?  Eva Paris

El crecimiento de los pies de los bebés y niños es rápido, aunque no constante. Hemos de saber que cada talla de calzado infantil es 6 milímetros mayor que la anterior, y que los huesos de los pies crecen hasta los 14 -16 años de vida antes de osificarse completamente.

Durante los primeros 15 meses de vida el pie crece aproximadamente medio número (3 milímetros) cada dos meses; de los 15 meses a los 2 años, medio número cada tres meses; y de los 2 a los 3 años, medio número cada tres o cuatro meses.

Por tanto hay que poner atención para no alargar demasiado el uso de los zapatos, que no les queden pequeños y sean de la talla adecuada, ya que deben permitir el movimiento con el suficiente espacio para que el pie crezca sin dificultades.

Renovar el calzado de forma periódica es la mejor manera de prevenir esos problemas. Y también habremos de tener en cuenta que cada modelo de zapato puede adaptarse de modo diferente al pie del pequeño, por lo que las tallas del calzado y medidas del pie no son la varita mágica para saber qué zapato le irá bien, aunque orientan a la hora de saber cuánto ha crecido el pie del niño y empezar a probar cuál es el adecuado.

vía ¿Cuánto crece el pie de los niños?.